Franz Beckenbauer, el "Kaiser" regresa a la Iglesia Católica

El ‘Kaiser’, una leyenda del fútbol mundial, considera a Benedicto XVI como una “personalidad impresionante” del 2006
Franz Beckenbauer, una auténtica leyenda del fútbol mundial, reconoce haber regresado a la Iglesia Católica después de un reciente encuentro con el Papa Benedicto XVI, a quien considera la personalidad del 2006.

El ídolo futbolístico de los alemanes, conocido como el ‘Kaiser’, vuelve a ser un asiduo asistente a las iglesias, según confesó al periódico muniqués Münchner Abendzeitung, desde que entró en contacto con los discursos del Pontífice.
El astro bávaro, que capitaneó a la selección campeona del Mundial de Alemania en 1974, reconoció al rotativo “haber leído todos y cada uno de los discursos del Papa Benedicto XVI durante su visita a Alemania”.

“Constantemente me venía aquello de ´Id a la Iglesia y confiésense´” añadió Beckenbauer, quien a pesar de llevar dos divorcios en sus espaldas se describe a sí mismo como un “hombre de fe desde la cuna”.

“Personalidad impresionante”

El ‘Kaiser’ afirmó que “pocas veces he visto una persona que irradie tanto, de tanta bondad y de rostro tan amigable. El Papa bávaro es una personalidad impresionante”.

Cuando Beckenbauer fue recibido por el Papa el 26 de octubre de 2005, con motivo de su presidencia del Comité Organizador Alemán del Mundial de Fútbol 2006, el astro alemán confesó: “ha sido uno de los momentos más emocionantes de mi vida”.

Franz Beckenbauer, de 61 años, se casó durante el pasado Mundial con su compañera de hace tiempo, Heidi Burmester, de 40 años, con la que tiene dos hijos: Joel, de 5 años, y Francesca, de 2.

Dos mundiales de fútbol

Además de ser probablemente el mejor jugador de la historia de Alemania, Beckenbauer fue también un excelente entrenador. Volvió a la selección alemana como director técnico en 1984. Sorprendentemente, der Kaiser, que no tenía ninguna experiencia como entrenador, llevó a su equipo hasta la final de la copa del mundo de México 86.

En el mundial de 1990, en Italia, Beckenbauer hizo aún más grande su leyenda consiguiendo ser la segunda persona en el mundo en conseguir la copa del mundo como jugador y como entrenador. Veinte años atrás lo consiguió también el brasileño Mario Zagallo.

Actualmente es el presidente del club alemán Bayern de Munich y, al mismo tiempo, es el vicepresidente de la DFB (Deutscher Fussball Bund o Federación Alemana de Fútbol); además de ser el principal organizador del Mundial de Fútbol del 2006 en Alemania.