Entrar en la verdad de la fe,
Es la que más allá de las palabras,
Se expresa por actitudes, tomas de posiciones,
A través de actos, y eso en la plenitud de nuestro cotidiano.

Hoy, en la sociedad plural en la que vivimos,
La expresión ciudadana de nuestra fe
Aparece cada vez más un desafío y un combate:
El de la encarnación. Dios entre los hombres.

Eterno recomienzo
la Buena Nueva sólo tiene razón de ser
en la actualidad de su anuncio.

Es en nuestra calidad de presencia en el mundo
Donde nuestra fe debe y puede expresarse.

Abramos las puertas de nuestro corazón
Y démosle un apretón de manos:
Que pueda nacer a la novedad del mundo
Y encarnarse en la realidad humana que compartimos.

Este es el sentido de una aventura
Buen viaje!

Felipe Santos, SDB
2009