Soy tú,
Soy de aquí y de allá e incluso del más allá.
Soy blanco, negro, amarillo, cobrizo y mulato.
Soy alto, bajo, normal e incluso también deficiente.

Mi nombre es tu nombre.

Soy de izquierdas, de derechas, de centro y también anarquista
y proletario, monárquico y algo dictador.
Soy el más pequeño y el más grande en los asuntos de la vida.

Soy una obra inacabada.
Soy un lector admirado de mi mismo y
un fracasado disimulado en el difícil arte de ser feliz.

Soy veinte y tres horas al día yo mismo,
pero cerca de una hora, la hora de la tentación,
la hora de la debilidad cotidiana, soy otro.

Hablo todos los idiomas,
pero muchas veces
no me entiendo cuando hablo conmigo mismo.

Soy un trotamundos de mí mismo...

(Mario Santana Bueno)