ORIGEN DE LA PALABRA "SEDE"

La palabra “sede” procede también del latín “sedes” y significa “asiento”. Hace referencia al centro que ocupa el obispo de Roma, que ostenta el nivel más alto en la autoridad eclesial. La residencia del Papa es conocida como “Santa Sede”.