El Cirio:

Los cirios o velas en las iglesias simbolizan las oraciones de los fieles. El Cirio Pascual que se enciende en el oficio del Sábado Santo representa a Cristo resucitado: cera, mecha y llama son respectivamente símbolos de cuerpo, alma y divinidad; los cinco granos de incienso que se clavan en él son las llagas de la Pasión. Siempre como manifestación de culto, algunos santos llevan cirios en las manos.