DÍAS DE LA SEMANA

La división de la semana en siete días es puramente arbitraria y tiene su origen en la afición de los antiguos sumerios por la astrología. Los magos se pasaban las noches explorando el firmamento en busca de indicios que predijeran hechos futuros. Y los indicios los proporcionaban los siete planetas entonces conocidos a su paso por las constelaciones. Entre ellos incluían el Sol y la Luna, pues llamaban planeta a todo objeto celeste con forma de disco que avanzara noche a noche respecto a las estrellas fijas. La enorme trascendencia que daban a estos astros les llevó a bautizarlos con los nombres de sus dioses y a dividir el año solar en bloques de siete días, consagrando uno a cada planeta. La costumbre prevaleció a través de los tiempos y actualmente llamamos a los días de la semana con los nombres romanos de aquellos siete planetas: lunes (Luna), martes (Marte), miércoles (Mercurio), jueves (Júpiter), viernes (Venus), sábado (Saturno) y domingo (el Sol).