Felicidad

¿Qué es eso de la Felicidad? Te ofrecemos algunos textos del Padre Phil Bosmans que te ayudarán a entenderlo…
1.- Hoy es un día para ser felíz…

¡Hoy es un día para ser feliz! Has recibido el día de hoy para vivir, para que te sientas dichoso y satisfecho. Si no lo vives, lo perderás. No amargues tu alma con los miedos y las preocupaciones del mañana. No agobies tu corazón con todas las amarguras del ayer. ¡Vive hoy!

Busca consuelo en las cosas buenas que ayer te sucedieron. Sueña también con las cosas bellas que pueden sucederte mañana; pero no te pierdas entre el pasado y el futuro. El ayer se fue. El mañana vendrá. El único día que tienes en tus manos es el día de hoy. ¡ Procura que sea el mejor!
2.- Una persona feliz…

Una persona feliz no espera más de la vida de lo que la vida puede dar. No hace caso a los muchos problemas que hunden a otras personas. Una persona feliz disfruta de los días que recibe. El que espera demasiado atrae a las nubes oscuras y crea sus propios días difíciles.
3.- La felicidad de otras personas…

Estás hecho para la felicidad de tu familia, amigos y conocidos. Necesitan de ti, tu bondad, tu sonrisa, tu corazón. Si eres egoísta y sólo te preocupas de ti entonces realmente estás de más. ¿Por qué vives si solo eres una carga para los demás, y quizás una carga para ti mismo? Es imposible que un egoísta sea feliz.

Sé como un niño: simple, espontáneo, alegre y contento. No seas un barril lleno de problemas, sino que has de reír fácilmente y ser radiante y abierto como una flor al sol. Intenta de nuevo cada día amar a las personas de tu alrededor, y aliviar en silencio las heridas de los que lloran y están desesperados, y también de los que esconden su dolor un poco de maquillaje y una sonrisa superficial. Regala un poco de amor a los que no se sienten suficientemente amados.

¡Es un milagro! La felicidad de los demás está en tus manos.
4.- ¡Vivan los optimistas!

A la gente feliz hay que buscarla entre los optimistas. Los optimistas saben cómo ser felices , porque saben mirar hacia el lado bueno de la vida. Aún no he encontrado a un pesimista feliz. Mira: los pesimistas viven en la niebla y la niebla limita la vista, apaga los colores y cierra los horizontes.

Los optimistas han abierto sus ventanas hacia la luz, hacia el sol. Sabe que aún existe mucha tristeza y miseria y oscuridad entre la gente, pero, no obstante, descubren las estrellas en las noches más oscuras. Los optimistas creen en lo bueno, en lo bonito. Creen en el sentido de la vida y de las cosas. Creen en la amistad entre la gente. Los optimistas hacen la vida vivible. Crean ambientes de confianza y sana alegría. Los optimistas muestran que el ser humano no es un número en una masa oscura y menos aún una parte inferior sin alma en una máquina inmensa.


(c) 2013 - BUZÓN CATÓLICO www.buzoncatolico.es Quedan todos los derechos reservados

Imprimir esta página