- Homilía del cuarto domingo de cuaresma. Ciclo B. 26 de marzo de 2006