¿CÓMO SOLUCIONAMOS NUESTROS PROBLEMAS? - 2

Las parejas utilizan distintos métodos para superar los problemas que aparecen en ella. Hay ocasiones que para influir en en la conducta del otro uno de los miembros utiliza una de estas dos formas:

1.- Haciendo que cambie su mala conducta, siendo más amable, con buena voluntad y con los consejos de familiares y amigos.

- Este es un método que fracasa bastante porque el otro dirá: "Si es que no lo puedo evitar...". El genio, la infidelidad, el callarse... es que le salen espontáneamente. Siempre pondrá pegas a los consejos.

2.- Insistirle en que se siga comportando igual del mal a como lo está haciendo.

- Le mandamos que haga "eso que queremos que evite"; que se enfade a propósito, que tartamudee, que se pelee en el bar...
Como lo que pasa es un síntoma , y por lo tanto involuntario. La persona lo experimenta como algo que no domina. Pero al mandárselo expresamente ya no es espontáneo y caerá en su propia trampa. La persona sacará la conclusión de que "no puedo evitarlo..."


¿Qué hacer entonces?

En toda la vida humana nos vamos creando muchas ideas que no son reales. En el día a día van apareciendo en nuestras cabezas fantasmas que nos hacen sufrir, que nos parecen reales hasta que nos damos cuenta de que son fruto de nuestro pasado inconsciente.
En muchos casos el fantasma solamente está en la imaginación, por ejemplo: "estoy segura que mi marido me está engañando..." Tenemos que preguntarnos el por qué se origina esa desconfianza en nosotros; qué elementos racionales tenemos; por qué no puedo confiar en el otro si me demuestra su cercanía y cariño...

Cuando uno se encuentra en un callejón sin salida haciendo más de lo mismo, entonces la solución es que uno de los dos haga MENOS DE LO MISMO que ahora está haciendo.

Ten en cuenta que...
- Cuanta menos leña echemos al fuego, antes se apagará.
- Cuanto más enfadado estés, más bajito deberás hablar.
- Cuanto más disgustado estés, más debes reírte del absurdo.
- Cuanto más te quieras imponer, más debes dar la razón al otro.
- Cuanto más quieras convencerte, más debes ver las razones contrarias.
- Donde antes usabas el castigo, usa ahora el premio para ver lo positivo en el otro.
- Nunca corrijas lo malo que ves en el otro, porque eso es lo que reforzarás. Vigoriza la parte positiva.
- Nunca digas "No mientas", sino "La verdad te hará libre".

Una técnica muy interesante para solucionar los problemas en la pareja, y en la vida diaria, es imaginar que todo funciona como realmente debería ser y llevar a la vida esa manera de vivir.
Tienes que relacionarte con el otro tal y como tú crees que deberías hacerlo para ser feliz con el otro. No hay que estar con continuos reproches sino intentar vivir lo que en realidad nos gustaría vivir con nuestra pareja.