Las tarjetas de crédito tienen sus ventajas y desventajas:

Ventajas:

No hay que llevar dinero en metálico.
Ha supuesto una equiparación de clases sociales. Cuando no tenemos para abonar totalmente el importe, podemos acogernos a pagar en mensualidades con los correspondientes intereses…
Mayor comodidad a la hora de hora de comprar, sobre todo los artículos no previstos.

Desventajas:

Al no llevar dinero en metálico no podemos calcular realmente el alcance de nuestros gastos. Podemos gastar mucho sin tener la impresión que hemos derrochado mucho dinero.
Nos hace gastar más, incluso no teniendo dinero, ya que podemos animarnos a comprar a plazos incluso cosas no necesarias.
El dinero de plástico está diseñado para que el usuario gaste y gaste…
La mayoría de las tarjetas de crédito no son gratuitas, sino que además de cobrarte una cantidad fija anual o semestral sólo por poseerla, te cobran además una comisión cada vez que haces uso de ella.
Cuidado con los trucos: te dicen que lo pagues con la tarjeta, que te lo cobrarán a partir del día primero del mes que viene… Esto te da la impresión de que no estás gastando en ese mes en cuestión.
Cuidado con los pagos aplazados: te dicen que puedes pagar en varios plazos sin intereses… Puede que te dé la impresión que no estás gastando cuando en realidad te estás llenando de pagos aplazados, que no siempre son necesarios y que te pueden obstaculizar los imprevistos que te pueden surgir en cualquier momento.