Cuando vayas a comprar algún producto pregunta por su garantía. Estas preguntas te ayudarán a clarificar con el vendedor qué se está garantizando:

Si decido devolver el producto ¿me devuelven el dinero sin problemas?

¿Cuánto tiempo dispongo para hacer una devolución?

¿Qué cubre y qué no cubre la garantía?

¿La garantía cubre los daños por mal uso? Si no, ¿quién determina si el aparato se ha roto por un mal uso?

¿Cómo se llama la compañía legalmente responsable del servicio y dónde está?

¿Dónde se harán las reparaciones, en mi domicilio o en la tienda?

Si me mudo ¿Me sigue valiendo la garantía en otros lugares?

Si vendo el producto ¿Le sirve la garantía al nuevo comprador?

¿Qué pasa si el producto no puede ser reparado?

Si sufre repetidos problemas, ¿Podrán reemplazar el producto por otro?

Guarda las facturas de todo lo que compres o los servicios que contrates. El tener una factura oficial significa que tus reclamaciones serán atendidas por la empresa.