La palabra "cadáver" esta formada por las iniciales de tres palabras latinas: CAro-DAta-VERnibus (Carne-Tiempo-Gusanos). Un cadáver es legalmente un cuerpo humano durante los cinco primeros años siguientes a la muerte del individuo, teniéndose para ello la fecha y la hora inscrita en el Registro Civil.