- El pintor holandés Vincent Van Gogh murió el 29 de julio de 1890. Sólo tenía 37 años de edad, era muy pobre y desconocido para todo el mundo. Pintó más de 1.700 cuadros en menos de diez años; pero sólo consiguió vender uno de ellos, al precio de 85 dólares. Murió creyendo que era un fracasado.
Sin embargo, a pesar de las fluctuaciones de su salud física y mental, su trabajo fue el inicio de una tendencia pictórica que ha ejercido la máxima influencia en el arte moderno. No hace mucho tiempo todavía, uno de sus cuadros se vendió en cincuenta millones de dólares en una sala de subastas.



- El famoso violinista Fritz Kreisler dio una vez un concierto excelente. Después del programa, uno de los admiradores que le felicitaban entusiasmados exclamó ante él:
- Daría mi vida entera por tocar el violín tan maravillosamente como lo hace usted, maestro.
- Eso es lo que he hecho yo: dar mi vida entera al violín - le contestó Kreisler.



- Tres personas estaban hablando acerca de la vida y, llegado un momento, se preguntaron mutuamente qué haría cada una de ellas si supiera que sólo iba a vivir seis meses más.
La primera contestó:
-Rezaría diariamente, cumpliría con regularidad mis obligaciones y viviría en paz.
La segunda no dudó en afirmar:
-Vendería todo lo que tengo, emprendería un viaje alrededor del mundo y disfrutaría a lo grande del tiempo que me quedaba.
La tercera dijo únicamente:
-Iría a consultar a otro médico.