¿Sabías que el agua mineral además de ser una bebida altamente saludable puede ser incluso curativa en muchas ocasiones?

¿Qué es el agua mineral?

Son aguas que contienen elementos químicos necesarios para el organismo humano. En bastantes ocasiones el agua mineral puede usarse como medicamento natural, y ofrecen muy buenos resultados en la mejora y curación de algunas dolencias. España es el país de Europa más rico en aguas minerales.

¿Qué tipos de aguas minerales podemos encontrar en el mercado?

Son de distintas clases:

Aguas sulfatadas: Tienen efectos laxantes y diuréticos, y son aplicadas con moderación en los casos de estreñimiento, infecciones urinarias y como depurativas.

Aguas bicarbonatadas: Empleadas como curas estomacales, son calmantes de la mucosa intestinal.

Aguas ferruginosas: Ricas en mineral orgánico de hierro, actúan enérgicamente contra las anemias y en determinadas afecciones cutáneas.

Aguas sulfurosas: De olor característico, son especialmente beneficiosas para el aparato respiratorio y para la curación de dermatitis y eccema.

Aguas carbónicas: Estimulantes y revitalizantes, las aguas carbónicas abren el apetito y estimulan el sistema circulatorio y vascular.

Junto al agua es también recomendable un vaso (no más) de vino al día para estimular el corazón y el cerebro. En la denominada "cultura del vino" cuando se va a brindar decimos "salud". Quizá vaya siendo hora de brindar con agua y decir también "a tu salud..."