ORACIÓN NOCTURNA

Señor, acompáñame a través de esta noche y permite que la luz de tu amor ilumine las horas tenebrosas. Vela sobre los seres que amo, ya estén cerca o lejos y protégelos de todo peligro.

Haz que el calor de tu presencia cure las heridas sufridas durante el día que acaba de pasar y concede a mi mente un descanso en paz.

Expulsa de mi alma los temores y la sensación de soledad. Bendíceme con un sueño reparador, y renueva mis energías para que pueda afrontar los deberes del día que en breve despuntará.

Señor, fortalece al enfermo, alegra al triste y alumbra el sendero del extraviado.

Que tu paz inunde mi corazón, hoy, mañana y durante los resplandores y las tinieblas de mi vida.

Que así sea.