En el mes de abril de 2006 se hizo público un "nuevo" descubrimiento de unos escritos antiguos que dan una versión totalmente distinta del personaje bíblico de Judas. En el texto, el traidor aparece como un colaborador necesario en la liberación corporal del Mesías.

¿Qué hay de verdad en todas las afirmaciones que este escrito proclama?
¿Cuál es el origen de estos escritos?
¿Nos podemos fiar los católicos de estos contenidos?
¿Por qué hay personas que hacen más caso a estos escritos que a los que los cristianos tenemos como revelados?
¿Esconde la Iglesia la verdad de las situaciones bíblicas? ¿Nos engaña la Iglesia?

a estas y a otras muchas preguntas responde el siguiente artículo:
El Evangelio Judas y las "nuevas" revelaciones sobre Jesús