Verdades de la Biblia (III):

La Biblia en la historia universal

Por Guido Rojas, Licenciado en Ciencias Religiosas
(collie@uniweb.net.co)


Ningún otro libro religioso en la historia de la humanidad, es tan antiguo y completo como las Sagradas Escrituras, así por ejemplo:

* Hinduismo: Texto sagrado Vedas (la Sabiduría), colección de himnos, siglo X A.C.
* Budismo: Texto sagrado Mantras (Herramienta para la meditación), 2500 años atrás.
* Confusionismo: Colección de Clásicos, siglo V al III A.C.
* Taoísmo: Dos libros importantes escritos entre los siglos IV al III A.C.
* Sintoísmo: Escritos sagrados compuestos hace 1200 años.
* Islamismo: Libro sagrado El Corán (Recitación), elaborado por Mahoma entre los años 610 al 632 D.C.

Los libros apócrifos son textos escritos posteriormente a los libros bíblicos, que tienen temas relacionados con la historia sagrada; pero su procedencia es de dudosa aceptación.

Hacía el año 170 D.C. , se realizó el primer catálogo de los libros del Nuevo Testamento; llamado el canon (o lista) de Moratori.

La totalidad de los libros aceptados como de inspiración divina, se reconocieron en los concilios de Hipo y el tercero de Cartago en el siglo IV.

Entre los años 150 al 170, Taciano, discípulo de San Justino Mártir, escribió su obra «El Diatessarom», un relato de la vida de N. S. Jesucristo compuesto a partir de los cuatro evangelios.

En la actualidad se conservan más de 3.000 códices o manuscritos en pergaminos que contienen copias de los libros de la Biblia; entre los más importantes tenemos:

* El Códice Vaticano del siglo IV, y se conserva en la biblioteca del Vaticano.
* El Códice Sinaítico del siglo V, en el monasterio ortodoxo de Santa Catalina en el monte Sinaí.
* El Códice ALejandrino del mismo siglo, en el museo británico de Londres.
* El Códice de Efrén también del siglo V, y se exhibe en la biblioteca de París.
* En el museo del «Templo de Libro» en Jerusalén, se conservan gran parte de los rollos de la comunidad esenia del Mar Muerto.
* La Vulgata (o divulgada) fue la primera versión autorizada de la Biblia de los textos originales del hebreo, arameo y griego al latín; fue hecha por San Jerónimo en el siglo IV, en la misma cueva de Belén donde nació el Salvador del mundo.

En el siglo IV el obispo Ulfilas, tradujo la Biblia en lengua gótica.

A partir del siglo VI, los monjes benedictinos en sus monasterios, empezaron a transcribir en pergaminos y libros los textos bíblicos.

En el siglo VIII, el historiador católico inglés San Beda, tradujo al sajón las Sagradas Escrituras.

En el año 863, los santos hermanos Cirilo y Metodio en su viaje misionero a Moravia (República Checa), comenzaron a traducir la Biblia al eslavo antiguo.

En Zorno en el año 900, apareció un diccionario bíblico francés; su objetivo era ayudar a los fieles laicos a entender la Biblia en latín.

En el siglo XII, el monje cartujo, el abad Guigunes, apodado el Angel, escribió en latín su obra «la Escala de los Claustros», donde expuso un método para la lectura de la Biblia.

La Biblia en lengua española más antigua es la «Alfonsina», compuesta por el rey Alfonso X el sabio (1221- 1284).

En el siglo XIII el Europa se hacen famosas las representaciones teatrales en las plazas públicas, de escenas sacadas de las Sagradas escrituras.

En La Edad Media en las puertas de las iglesias, se colgaba de una cadena una Biblia para ser leída por los feligreses.

En el siglo XVI, Santo Tomás Moro afirmaba que antes de los tiempos del reformador Wiclef, existía en Inglaterra una versión de la Palabra de Dios que «era leída con devoción por la gente del común».

Antes de Martín Lutero con la reforma protestante, existían 56 ediciones de la Biblia en diferentes idiomas en todo el continente europeo.

La propia Biblia traducida por el reformador alemán, fue declarada como «incompleta, trueca e infiel», por los sínodos de su iglesia evangélica en Monster(1836), de Hamburgo(1839) y en de Groninga (1840).

La división de la Biblia en capítulos y versículos del Nuevo Testamento, fue elaborada por el teólogo Esteban Langton; arzobispo católico de Canterbury en el año 1214; mientras que la del Antiguo Testamento, fue impuesta por el fraile dominico Santos Pagnini, en el año 1517. Estas dos modalidades han sido aceptadas oficialmente por las demás Biblias cristianas.

La primera Biblia impresa en la historia fue la Vulgata Latina, por el alemán Johannes Gutenberg en el año 1455. Este ejemplar se encuentra hoy en la biblioteca de Moscú (Rusia).

El religioso agustino alemán Leonardo Coffine, publicó en el año 1687 un libro que contenía la explicación de los evangelios dominicales.

En el año 1892 el papa León XIII creó la escuela bíblica de Jerusalén, bajo la dirección de la orden de los dominicos, quienes se encargan de las excavaciones arqueológicas en Tierra Santa.

En el año 1907, el papa San Pío X dio origen al instituto pontificio bíblico, a cargo de los jesuitas.

Según cifras publicadas por Las Sociedades Bíblicas Unidas, las Sagradas Escrituras están disponibles completa o en partes en 2212 idiomas, frente a las 6500 lenguas que se hablan en el planeta.

Cada año se vende en todo el mundo más de 14 millones de ejemplares, y más de 25 millones del Nuevo Testamento.

Una reciente encuesta ha demostrado que de cada cien personas que dicen valorar este Libro Sagrado, solamente 12 lo leen cada día.