Verdades de la Biblia (II)

Curiosidades bíblicas

Por Guido Rojas, Licenciado en Ciencias Religiosas
(collie@uniweb.net.co)

En el libro del Génesis no se menciona que la fruta probada por Eva y Adán fuera una manzana, es más seguro que comieran un hijo, una nuez, una algarroba o una naranja. El error viene de un editor que tradujo mal el término malus-malum (mal fruto) por manzana.

En Irak se encuentra la región de Qurna, 500 kilómetros al sur de Bagdad; aquí según la tradición musulmana está el famoso árbol de manzanas del Jardín del Edén. Este fértil terreno es la confluencia de los ríos Tigris y Eufrates, de la antigua Mesopotamia. En épocas lejanas allí no había más que agua, pero luego surgió la tierra y apareció el primer hombre, Adán (Hombre de barro rojo), y Eva (Madre de los vivientes).

El papa Juan Pablo II ha hecho una interesante comparación entre Eva y María:

* Eva: Madre de los vivientes (Génesis 3,20)
María: Madre de la iglesia (Juan 19, 26-27)
* Eva: Desobediencia al mandato de Dios (Génesis 3,6)
María: Obediencia al mandato de Dios (Lucas 1,38)
* Eva: Se le apareció en ángel caído en forma de serpiente (Génesis 3,1)
María: Se le presenta un ángel del Señor (San Gabriel) (Lucas 1,26)
* Eva: Entró el pecado al mundo (Génesis 3,12-13)
María: Entró la salvación universal (Gálatas 4,4)
* Eva: Está al pie del árbol del bien y el mal (Génesis 3,5)
María: Está al pie del madero de la cruz (Juan 19,25)

El relato del diluvio universal era no solamente conocido por los judíos, sino también por otros pueblos antiguos como los japoneses, egipcios, sumerios, hindúes, los indígenas del Orinoco venezolano y de Norteamérica.

El arca de Noé se encuentra sepultada bajo el hielo en lo alto del monte Ararat, en el país de Armenia.

Según el Génesis, a partir de los tres hijos de Noé con sus esposas se volvió a poblar la tierra:

* Sem: Se instaló en Asia, y dio origen a la raza amarilla.
* Cam: Se fue a Africa, y dio origen a la raza negra.
* Jafet: Se trasladó a Europa, y dio origen a la raza blanca.

En la mezquita llamada la «Cúpula de la Roca» o «mezquita de Omar» en Jerusalén, se observa en su interior una gran piedra en el suelo donde se asegura que Dios creó a Adán, y donde el patriarca Abraham iba a sacrificar a su hijo Isaac

En la ciudad de Hebron (Cjordania), se encuentra una mezquita donde está la tumba de los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob en compañía de sus esposas Sara, Rebeca y Lía.

El mar muerto es el escenario de lo que fue la destrucción bíblica de las corrompidas ciudades de Sodoma y Gomorra. Es el lugar más caliente de la tierra y completamente estéril; los peces que bajan del río jordán mueren por el alto contenido de sal en sus aguas, y tampoco vuelan las aves sobre sus cielos; las arenas de sus alrededores se utiliza en la elaboración de cosméticos y mascarillas para la piel; además la gente que se baña en sus agua flota y no se hunde.

Dentro del monasterio de Santa Catalina a los pies del monte de Moisés, se conserva el arbusto de la famosa «Zarza Ardiente»; desde donde Yahvé le ordena al caudillo judío sacar a su pueblo de la esclavitud en Egipto.

El maná no cayó del cielo, sino que es una resina dulce que se encuentra en los arbustos del Sinaí.

Los mandamientos de la ley de Dios eran doce, como los de los hebreos. La Iglesia Católica los resumió a diez según el criterio de San Agustín, para que la gente los memorizara más fácil, al igual que a los dedos de la mano.

En Jerusalén hay una sinagoga donde está la llamada «tumba del rey David».

El muro de los lamentos en Jerusalén donde los judíos hacen oración, es lo único que queda del magnifico templo construido por el rey Herodes el Grande.

Los nombres de los padres de la Virgen María, San Joaquín y Santa Ana, son sacados de los evangelios apócrifos .

A los cuatro evangelistas se les pintan o representan con la imagen de los cuatro seres vivientes del profeta Ezequiel y el Apocalipsis de San Juan: Un Hombre (La inteligencia), Un León (El valor), Un Buey (La fuerza y la mansedumbre) y un Aguila (La velocidad y la altura)

El relato del nacimiento de un «Hombre Salvador» se encuentra también presente en las tradiciones ancestrales de los chinos, hindúes, persas, griegos y romanos.

La estrella de Belén que siguieron los magos al encuentro con el pequeño Mesías, pudo ser la conjunción de los planetas Marte, Júpiter y Saturno o una super Nova (estrella de gran luminosidad).

Los evangelios no mencionan el día ni el mes del nacimiento de Jesús. La fiesta del 25 de diciembre fue impuesta posteriormente en el siglo IV, por el emperador Constantino.

El evangelio de San Lucas no hace referencia a un buey y un asno en el pesebre donde nació el Redentor.

José el padre adoptivo del Señor, no fue un hombre anciano como lo describieron los santos padres de la iglesia; al contrario, debió de ser un varón de unos 30 a 35 años de edad, para que protegiera a María y al pequeño niño.

El evangelio de San Mateo no relata que fueron tres los magos venidos de Oriente. Simplemente se deduce este número por los regalos que le obsequiaron al Niño Dios: oro, incienso y mirra. En otras tradiciones se mencionan que eran 2, 4, 8 y hasta 12. Igualmente, el apelativo de «reyes magos» y sus nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar; fueron añadidos después.

La tradición cristiana sitúa a estos tres personajes procedentes de Arabia, India y Etiopía; dando a entender que de estas tres regiones pertenecían las tres razas conocidas en ese tiempo.

En Belén se localiza la llamada «Gruta de la Leche». Una antiquísima leyenda afirma que aquí la Santísima Virgen solía darle pecho al Niño Jesús; un día la Madre dejó caer al suelo una gotas de su leche que tornaron blancas y blandas las piedras de la cueva. Desde entonces este lugar es objeto de veneración tanto por las madres cristianas como musulmanas.

Los evangelios apócrifos narran que en el destierro de la Sagrada Familia a Egipto, las palmeras del desierto de inclinaban para darles sombra, aparecían milagrosamente manantiales de agua y las fieras iban a postrarse a los pies del Divino Niño.

Cerca del Cairo (Egipto), hay un viejo y frondoso Sicomoro llamado el «Arbol de la Virgen»; dice la tradición que aquí buscaban refugio del candente sol la Sagrada Familia. Hoy en día es común ver en sus ramas pañuelos y cintas como reconocimiento de las mujeres cristianas y musulmanas, a algún favor atribuido a la Madre del Hijo de Dios.

Los años ocultos de Jesús transcurrieron normalmente en Nazaret al lado de su padres, y no con los monjes tibetanos o en las escuelas de esoterismo y ocultismo, como lo quieren hacer ver algunos escritores.

Una parte de la casa donde vivió la Sagrada Familia de Nazaret, fue traslada por los ángeles del cielo a la ciudad de Loreto (Italia).

En Caná de Galiliea hay una iglesia cristiana de varias confesiones, donde se encuentra una enorme tinaja, que se supone fue utilizada por el Mesías para realizar el milagro del agua en vino.

En la región de Samaría se halla dentro de una capilla de los ortodoxos griegos, el pozo de la samaritana, a la que Jesús pidió de beber agua.

En Betania todavía se conserva el llamado «sepulcro de Lázaro», que es una gruta clavada en la roca .

En el viaje del papa Juan Pablo II en marzo de 2000 a Jerusalén, el Cenáculo o habitación alta donde se celebró la Ultima Cena; fue canjeada por la iglesia de Santa María la Blanca, antigua sinagoga en Toledo (España).

El apóstol Tomás recibía el título de «gemelo», al parecer por su gran parecido físico con Jesús. Pudo haber sido esta la razón por la que Judas el «traidor» tuvo que identificar a Cristo con un beso.

En el Via Crucis el encuentro del Mesías con su Madre, con la Verónica que le limpio el rostro, al igual que sus tres caídas; corresponde a las tradiciones antiguas y no a los escritos de los evangelios

En el monte Calvario o Gólgota (la calavera), Jesús se encuentra en la cruz desde las doce del día hasta las tres de la tarde, que es cuando muere por asfixia.

Según algunas tradiciones antiguas se creé que debajo de la cruz del Mesías se encontraba la tumba de Adán; mientras que la de Eva está localizada a las afueras de Bagdad (Irak).

El nombre de los dos ladrones Dimas y Gestas que acompañaron a Cristo en la crucifixión, corresponden también a la tradición y no a la Biblia.

Tanto en Jerusalén como en Efeso (Turquía), hay dos iglesias que reclaman el derecho de ser la tumba de la Virgen María, desde donde fue llevada a los cielos por los ángeles.

Durante los tres primeros siglos del cristianismo el monte Calvario, fue destinado como templo de los dioses paganos de los romanos.

El número de la «Bestia» mencionado en el libro del Apocalipsis, identifica el nombre en clave del emperador romano Nerón Cesar.