Lo puro y lo impuro en la Biblia

¿Qué es algo "puro" e "impuro" en la Biblia?

El estar impuro te alejaba de Dios. Algunos acontecimientos de la vida diaria hacían impuras a las personas. Cuando alguien entraba en contacto con esas impurezas tenía luego que hacer un rito de purificación. Nadie que estuviese impuro se podía acercar al Señor.

En el Antiguo Testamento es sobre todo impuro lo que está relacionado con el culto pagano. En aquel tiempo comer determinados animales que tienen alguna importancia cultural o religiosa en las religiones vecinas a Israel, los hacía impuros: Lv 11 Dt 14.

Es impura también la tierra de los no judíos (los gentiles): Am7,17 sólo Palestina, como propiedad de Yahvéh, es pura. Estaba prohibido comer la carne sacrificada a los ídolos: 1 Mac 1,62s.

También consideraban como impuras las siguientes actividades:

* Tocar un cadáver o los fenómenos relacionados con la vida sexual: Núm 19,11 y Lev 12,15. 1Sam21,5 2Sam 11,4.
* La sangre y la enfermedad (lo que ellos llamaban lepra no es lo que nosotros conocemos como tal. La "lepra" de aquella época era una enfermedad de la piel que se curaba).
* Es curioso ver cómo por un lado ellos hablan de la impureza a la hora de tocar un cadáver y por otra parte dicen que es un deber o por lo menos es una buena obra el enterrar un muerto: Lev 21,1-3 Tob 2,1.9; 12,12

Cuando alguien caía en impureza quedaba como si dijésemos excluido de la comunicación con Yahvéh.

* El sacerdote que se ha hecho impuro es inhábil para realizar las actividades sacerdotales: Lev 21 s.
* El que no era sacerdote (el laico) que haya caído en la impureza no puede tomar comidas sagradas, ni entrar en el templo, ni tomar parte en la guerra santa: Lev 7,20s 12,4 Dt 23,9-14

Para purificarse de la impureza usaban el agua (raramente la sangre), bien por aspersión, lavado o baño. Pero tenían también ciertos plazos, durante los cuales persiste la impureza.


¿Por qué las cosas que hemos dicho son consideradas impuras? ¿De dónde vienen esas ideas?

Los especialistas no se ponen de acuerdo sobre las procedencias exactas de estas impurezas, pero ellos las vivían muy intensamente hasta el extremo de caer en los escrúpulos y un formalismo exagerado. Muchos de aquella época estaban muy preocupados por la pureza externa, por los ritos, de ahí que muchos profetas hablan de la importancia de la pureza interior más que de la exterior: Os 6,6 Am 4,1-5 5,21-25 Is 1.10-17; sobre todo Is 6,5 Jer 13,27, etc. Para los profetas lo más importante es lo moral, no la idea de pureza externa: el conocer a Dios, el obedecerle, el amor al prójimo, eso es lo verdaderamente necesario: Sal 15 40,7-9 50,16.

En el Nuevo Testamento se declara ya superada la idea de la pureza e impureza ritual. En cambio y siguiendo el ejemplo de los profetas se exige la pureza interior: Mc 7,1-23 Mt 15,1-20

Mientras que en el Antiguo Testamento la pureza era ritual, en el Nuevo Testamento Jesús nos habla que la auténtica pureza procede del corazón del ser humano (es decir de su intención, de su reflexión). El ser humano se hace puro con las palabras y obras que nacen de su interior.

Jesús proclama felices (bienaventurados) y promete que verán a Dios a los que son "limpios de corazón": Mt 5,8 . También en 1Tim 1,5 3,9 y 2Tim 1,3; 2,22 se habla de "corazón puro" y "conciencia limpia" (ambas expresiones significan lo mismo).

Los discípulos están limpios por la palabra de Jesús: Jn 15,3

El traidor es impuro: Jn 13,11

En 1 Ped 1, 22 vemos que la purificación se realiza por la obediencia a la verdad.

Nos purifica la sangre de Cristo en el acto del bautismo: Ef 5,26 Heb 9,13s. Siempre esta purificación es del pecado de toda especie. Esta purificación del pecado se da por el bautismo y la aplicación de la obra salvadora de Cristo, pero también por la fe, y nunca sin la obediencia a la fe: Jn 15,3 y Pe 1,22.