La Biblia nos presenta a un Dios paciente con el pueblo de Israel que muchas veces se olvida de Él y le es infiel. Es paciente también con los otros pueblos paganos y es paciente porque les quiere y quiere salvar a todos.

El discípulo de Jesús también tiene que aprender a soportar con paciencia y esperanza, las pruebas que constantemente nos salen al encuentro en la vida diaria. Mantenernos en Dios pase lo que pase, este será el mayor gesto de paciencia.

Dios es paciente: Ex 34, 6-7 Núm 14,18
Dios es siempre paciente con el ser humano: Eclo 18,8-14
Dios siempre está dispuesto a levantar el castigo: Jol 2,13 Jon 4,2
Pero la paciencia de Dios no es debilidad, es siempre un llamamiento a la conversión:
Is 55,6

Jesús con su comportamiento hacia los pecadores y con sus enseñanzas nos demuestra cómo es la paciencia divina:

* Jesús reprende a los discípulos que no tienen paciencia y son vengativos: Lc 9,51-55
* Nos invita a la paciencia con los pecadores: Lc 13, 6-9
* Nos habla de la paciencia que Dios tiene incluso con el que se aleja: Lc 15 (Parábola del Padre bueno- Hijo Pródigo).
* Nos invita también a nosotros a ser pacientes con los demás: Mt 18,23-35

Jesús en su pasión nos dio un testimonio fundamental de la paciencia en Dios y cómo debe ser nuestra vida ante la prueba.
Alguno se preguntará ante los problemas de la vida y las difíciles circunstancias en las que muchas veces vivimos, la Palabra nos dice: "No es que el Señor se retrase en cumplir su promesa, como algunos suponen. Lo que hace es tener paciencia con ustedes, pues no quiere que nadie muera, sino que todos se conviertan a Dios." (2Ped 3, 9).
Los creyentes debemos de esforzarnos por entrar en el reposo de Dios: Heb 3,7-4,11

Los seres humanos debemos aprender de la paciencia de Dios Padre y de Jesús. En la vida diaria la paciencia con los demás, incluso consigo mismo, será una señal de que estamos siguiendo al Señor.

El seguidor de Jesús se tiene que dejar podar pacientemente: Jn 15,1- 4
Hay una llamada constante a la paciencia y aprender los misterios de Dios en ella: Dan 12,10

Los cristianos sabemos que "Cristo debía sufrir para entrar en su gloria": Lc 24,26
Debemos pues con constancia soportar las pruebas y las persecuciones: Sant 5, 7-11

La paciencia es fruto del Espíritu Santo: Gál 5,22-26
Dios no nos abandona ante las pruebas de la vida: 1Cor 10,13
Nos alegramos en el sufrimiento y en las situaciones difíciles: Rom 5, 3-7
Tenemos que estar felices en las pruebas que nos aparecen en la vida: Sant 1,2-4
Si nos mantenemos con paciencia en Dios nos salvaremos: Mt 10,22
Quien es paciente tiene la promesa de ser feliz: Mt 5, 11-12
Se nos promete la vida después de la prueba: 1,12-18
Por encima del odio de los demás triunfará la paciencia y la confianza en Dios: Mc 13,13

Con relación a los demás tenemos que tener paciencia. Tenemos que tener paciencia también con nosotros mismos: Prov 16,32 Prov 25,15
Hay que tener cuidado con la paciencia para los demás: Ecl 7,8-9
Debemos ser pacientes con los demás: Ef 4,2 Col 3, 12-15 1Tes 5,14
Todos debemos aprender de Jesús: Mt 11,29