Ser de la izquierda es como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil.

(José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas, p. 53 )