"El saber solamente es perjudicial cuando va mezclado con el orgullo; si va unido a la humildad lleva al ánimo a amar más profundamente a Dios y a querer más intensamente al género humano."
(Silvio Pellico)