" Para gobernar con éxito hay que tener sobre una base de talento e ideas:
- prudencia en los diagnósticos,
- finura en los diseños,
- tiento en la actuación,
- prudencia y perseverancia en la aplicación de las normas,
- mucho sentido común. "

(BUZÓN CATÓLICO)