DOS CLASES DE PERSONAS...

Hay dos clases de personas. Esto lo digo sin ánimo de discriminación, pero son dos clases bien definidas:
Hay personas pacíficas y otras peligrosas,
honradas y delincuentes,
altas y bajas,
feas y guapas,
sinceras y mentirosas.
Hay personas despersonalizadas y otras maduras,
personas vivas en la muerte y muertas en la vida...
Y a estas alturas del texto, ya ustedes se podrán imaginar a qué grupo creo pertenecer...

(Mario Santana Bueno)