"Hay que comprometerse,
y más aún, implicarse,
y más aún, mojarse
e incluso mancharse."

(Gabriel Celaya)