"¡Ay, los que llaman al mal bien, y al bien mal;
que dan oscuridad por luz, y luz por oscuridad;
que dan amargo por dulce, y dulce por amargo !
¡Ay, los sabios a sus propios ojos, y para sí mismos discretos!
¡Ay, los campeones en beber vino, los valientes para escanciar licor,
los que absuelven al malo por soborno y quitan al justo su derecho! "

De la Biblia, Isaías 5, 20-23