"Oh Dios, examíname, reconoce mi corazón, pónme a prueba, reconoce mis pensamientos; mira si voy por el camino del mal, y guíame por el camino eterno."

(De la Biblia. Libro de los salmos nº 139, versículos 23 y 24) Salm 139,23-24.