"Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios es necesario creer que existe y que recompensa a quienes le buscan."

(De la Biblia. Carta a los Hebreos, capítulo once, versículos seis.)
(Heb 11,6)