Texto:

Les digo todo esto para que encuentren paz en su unión conmigo. En el mundo han de sufrir; pero tengan valor, pues yo he vencido al mundo."
(Jn 16, 33)

El mundo está falto de paz, no de la exterior sino también de la interior. Muchos cristianos caen también en la tentación de dejarse llevar por las preocupaciones y las dificultades de la vida. Son los que llamo "cristianos del 50%" (la mitad de Dios; la otra mitad del mundo…). En estos hermanos y hermanas depende cómo se encuentren ese día, Dios se hará más o menos presente. Su sufrimiento no viene determinado por la cercanía a Dios sino por su ausencia.

Cuando llega el sufrimiento a nuestra vida, sea del tipo que sea, tenemos que mirar a nuestra unión con Jesús y desde ahí saber que Él lleva, siempre ha llevado, una buena parte de nuestro dolor y de nuestras miserias para que no nos hundamos en los afanes del mundo.

Vencer al mundo es creer de verdad en la acción de Dios sobre nosotros. Hay muchos cristianos que no terminan de creer en que nuestra fe vence al mundo, y por eso son vencidos por él…


La tarea de la semana:

1. Descubre cuáles son las situaciones que te hunden.
2. Examina por qué se producen esas situaciones
3. Intenta con serenidad ir superando lo que te quita la paz interior.

© 2003 Mario Santana Bueno