Tema de reflexión:

Hace muchos años leí unas palabras que desde entonces han permanecido en mi vida: "Dios en el corazón, la eternidad en la mente y el mundo bajo los pies…"

Una de las grandes desgracias de algunos seres humanos es no tener los pies en el suelo. Quien no tiene los pies en tierra, tampoco tiene la mente ni en el corazón en su sitio.

Hay personas que sufren y sufren mucho porque se han imaginado un mundo que sólo existe en su cabeza… Sufren porque el mundo que ven a diario no se adapta a lo que ellos creen que debe ser el mundo… que, repito, sólo existe en su cabeza… A la larga estas personas caen en graves enfermedades mentales…

El mundo, la vida , es que como es, aunque no nos guste, aunque no nos llene… Tratar de crear mundos imaginarios es lo que hacen los niños con sus fantasías…

Tener los pies en el suelo nos ayuda a afrontar y a situarnos ante el mundo tal cual es y desde ahí, intentar transformarlo.


La tarea de la semana:

* Busca las situaciones que no quieres afrontar y pregúntate el motivo por el cual te dan miedo.
* Esta semana llama a las cosas que vives por su nombre. No intentes ignorar lo que vives por muy duro que sea.

Ojalá que esta tarea que comienzas esta semana lo vivas cada día el resto de tu existencia.

©Mario Santana Bueno.