Texto:

"No se engañen: nadie puede burlarse de Dios. Lo que se siembra, eso mismo se cosecha."
(Gálatas 6,7)

Los católicos no creemos en el destino. Cada ser humano es libre y su vida es la consecuencia de lo que hace. Quien no hace nada, nada obtiene. Quien hace poco, poco obtiene. Quien mucho hace, mucho obtiene...

Sembrar es ir haciendo poco a poco lo que debemos hacer para ir descubriendo el plan de Dios en nuestra vida. Tenemos que hacer para ir viendo como florecen nuestras buenas obras. La fe no es un saber sino un hacer.

Muchas veces ponemos excusas para no hacer lo que debemos hacer; pensamos que la vida se nos hace por sí misma. El mismo Jesús nos indicó que por nuestros frutos nos conocerán.

Es importante sembrar bien.


Tarea de la semana:

1. Piensa qué es para ti sembrar.
2. Escribe en un papel cuáles son las siembras en tu vida.
3. Descubre cómo puedes aumentar las buenas acciones.

© 2003. Mario Santana Bueno.