Texto:

"La mente del tonto es como la rueda de un carro: sus pensamientos dan vueltas y vueltas."
(Eclesiástico 33,5)

Hay personas que le dan innumerables vueltas a las cosas. Vuelven una y otra vez sobre los mismos dolores y sufrimientos, sobre los mismos desánimos y complejos. Puede ser que estén psíquicamente enfermos, o puede ser que se hayan acostumbrado a vivir así. Sea de una forma u otra, hay que buscar ayuda para superar esas situaciones. No por volver una y otra vez sobre lo mismo nos vamos a encontrar mejor...

Hay gente que no se contenta con nada. Creen que estrujando y torturando su mente van a conseguir lo que no logran en el quehacer diario. La mente está para ayudarnos a ser felices no para convertirse en torturadora de nuestra existencia.


La tarea de la semana:

1. Busca cuáles son esos pensamientos que vuelven una y otra vez.
2. Intenta alejar de tu mente esos pensamientos, cambia cada pensamiento que sea reiterativo.
3. Busca ayuda en personas que te puedan orientar bien.

© 2003 Mario Santana Bueno.