Texto:

"Antes de hablar, infórmate."
(Eclesiástico 18,19)

Muchas personas sufren por desconocimiento. Piensan que lo que les ocurre sólo a ellas les pasa, que nadie está tan mal como ellas están...

Otras personas se educan en el odio hacia los demás porque se han dejado llevar por opiniones, tendencias y acciones, que tratan es dividir a los seres humanos más que unirlos. Se creen las cosas porque sí. Sin profundizar y si razonar se vuelven enemigos de los que desconocen.

Estamos en la "era de información", pero muchos se mantienen completamente desinformados sobre lo que les ocurre y lo que sucede a su alrededor. Información y formación son dos armas imprescindibles del cristiano para vivir y saborear lo que significa tener fe en el mundo de hoy.


La tarea de la semana:

1. ¿Te has informado de las cosas que te suceden, del por qué, de qué es lo que la produce?
2. Intenta explicar lo que crees que te pasa a una persona formada.
3. Busca ayuda que te oriente sobre cómo formarte e informarte.

© 2003 Mario Santana Bueno.