Texto:

"Esto es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador."
1 Timoteo 2, 3

Hay personas que se pasan la vida en un auténtico suplicio. Siempre les digo a esas personas que ya han pasado el infierno en esta vida, pero un infierno querido y buscado…

Si Dios quiere que seas feliz y salvarte ¿Por qué te torturas una y otra vez…?

Hay veces que se buscan motivos para autotorturarse en lugar de buscar razones para ser felices. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de personas pues te pueden reclutar para el mismo ejército de su sufrimientos y amarguras…

La vida ya es muy dura por sí misma para estar buscando motivos para hacerla más dura…

Sin duda, todos hemos cometido errores y hemos metido la pata más de una vez. Motivos para entristecernos por lo que hemos hecho y por lo que no hemos hecho tenemos… no es cosa de estarlos recordando cada día para zambullirnos en nuestra tristeza.

La mejor manera de dejar de torturarnos es aceptarnos como somos, incluso con nuestros errores, sólo así sabemos que Dios nos quiere tal cual somos…

Si Dios me quiere como soy y a pesar de mis debilidades ¿Por qué no me quiero yo…?

La Tarea de la Semana:

* Puedes hacer una lista con los mayores errores que has cometido en tu vida.
* Una vez que tengas la lista reflexiona sobre ella: qué, por qué, cómo ocurrió, qué falló…
* Al terminar el punto anterior, rompe la hoja y empieza a mirar con ternura tu pasado.
* Haz el propósito de no recordar más lo que te entristece o lo que aún hoy te tortura…

Ojalá que esta tarea que comienzas esta semana lo vivas cada día el resto de tu existencia.

©2003 Mario Santana Bueno.