¿Cómo se supera el vacio interior? Tenemos que volver al lugar de donde partimos: tenemos que ir a nuestro interior. Tenemos que aprender a dedicarnos saludablemente tiempo a crecer por dentro.

Tenemos que aprender a crecer:

1. En nuestro cuerpo
2. En nuestras emociones
3. En nuestras energías
4. En nuestras relaciones con los demás
5. En nuestra mente

Para ello tendremos que:

1. Poner los medios para que los otros sean felices y evitarles cualquier causa de sufrimiento.
2. Aprender a gobernar nuestra mente para lograr su cultivo, su desarrollo y su perfeccionamiento.
3. Tener sentido común.
4. Ten en cuenta que nadie puede hacer el trabajo interior por otro. O lo haces tú o nadie lo puede hacer por ti.

Para hacer este trabajo necesitamos:

1. disciplina
2. esfuerzo
3. algunas penalidades
4. firmeza
5. tener gran motivación

Ten en cuenta que en el trabajo interior:

* No tenemos que abandonar nuestras actividades diarias: trabajo, familia, etc…
* Es la mente la que debe abandonar su necedad, sus opiniones falsas, sus enfoques incorrectos, sus actitudes egocéntricas, su avidez y su odio, su sentido de culpabilidad, y su gran dosis de neurosis destructiva.
* Una persona es madura, cuando no tiene un “yo" que se siente herido por casi todo lo que le rodea. Hay que conseguir que mi “yo” sepa superar las circunstancias y los problemas que me surgen en la vida de cada día.
* Tenemos que tener cuidado porque este camino hacia uno mismo, hacia nuestro interior, está lleno de caminos equivocados y callejones sin salida. Habrá que superar muchos engaños y autoengaños.
* Tenemos que aprender a mirarnos y aceptarnos tal como somos y desde ahí mejorar y crecer.

La mente

La mente es el fundamento de nuestro interior. La mente sigue siendo un misterio incluso para grandes especialistas. Muchas veces la propia mente de la persona se vuelve contra ella misma. La mente muchas veces hace cosas que nosotros no dominamos.

Hay que lograr con la mente cuatro cosas fundamentales:

1. Cultivar y disciplinar la mente
2. Hallar verdadero sosiego interior
3. Hacer de nuestra mente enemiga una mente amiga
4. Aprovechar la vida no sólo para encontrar el equilibrio interior

La mente necesita más cuidados que el cuerpo.

Hay que aprender a cuidarla, reeducarla, higienizarla y sanearla. Si en nuestra mente hay desorden, en nuestra vida también lo habrá; si en nuestra mente hay confusión, en nuestra vida diaria también hay desorden.

(© 2001 Mario Santana Bueno)