¿EXPRESAS TUS SENTIMIENTOS?


Uno de los elementos esenciales en la salud integral de la personas y de su nivel de comunicación óptimo, radica en expresar los sentimientos.
Una persona mejora cuando es capaz de compartir y expresar toda la verdad acerca de sí mismo y de sus sentimientos.

Esto que parece evidente, luego a la hora de la vida diaria no es tan fácil de realizar.
Hay muchos aspectos que no decimos porque nos avergonzamos, porque las normas de educación no lo permiten, etc. Pero es muy importante que sepamos expresar la verdad sobre nosotros mismos al menos a una persona. Nadie nos pide que pongamos nuestra vida abierta de par en par a todo el mundo...

Cuando decimos la verdad de lo que sentimos estamos disolviendo la tensión emocional y enriqueciéndonos en nuestra relación con los demás. Normalmente vamos enmascarando la verdad para ocultarnos a nosotros mismos y a los demás. Al final no sabemos ni quienes somos ni por qué somos como somos...

Lo primero que tenemos que hacer para vivir en la verdad de nuestros sentimientos es saber cuáles son de verdad tus sentimientos. Saber qué sentimos.
Cuando descubrimos la verdad de nuestra vida y la compartimos, estamos estableciendo puentes de amor con los demás. Quien tiene amor vive en la verdad.

Descubrir de verdad los sentimientos que tenemos no es fácil porque muchas veces ni siquiera nosotros sabemos qué nos pasa ni el por qué nos pasa. Somos un misterio para nosotros mismos...

Cuando una persona no expresa la verdad de lo que siente, bien por temor, por vergüenza, por el motivo que sea... está reprimiendo sus sentimientos. La represión es un mecanismo de seguridad que se ha desarrollado a lo largo de los años. La persona que reprime sus sentimientos aprende a ocultar sus sentimientos y confía en que acaben por desaparecer.
Poco a poco y con el paso de los años, la persona que reprime sus sentimientos se va convirtiendo en una persona extraña para sí misma. La persona empieza a pasar todo lo que siente más por su cabeza que por su corazón. Pierde el equilibrio que tiene que tener la cabeza y el corazón.

¿Cómo podemos descubrir nuestros sentimientos verdaderos?

Cuando nos encontramos mal por nuestros sentimientos estamos experimentando algunas de estas reacciones o varias a la vez:
- Rabia, censura y resentimiento.
- Agravio, tristeza y decepción.
- Miedo e inseguridad.
- Culpa, remordimiento y pesar.
- Amor, comprensión, perdón y deseo.

Muchas veces expresamos no lo que sentimos de verdad, sino la respuesta a esa falta de sentimientos. Por ejemplo: necesitamos que nos quieran... como percibimos que nadie nos quiere, nos ponemos a la defensiva y nos enfrentamos contra todos los que nos rodean...

La mayoría de los problemas de la comunicación se producen porque transmitimos sólo parte de la verdad de lo que sentimos, sin expresar la verdad totalmente.