SER FUERTE ANTE LOS PROBLEMAS DE LA VIDA


La vida de todos los seres humanos está salpicada una y otra vez por distintos tipos de problemas y dificultades. No hay nadie que no tenga ningún problema. La forma que tenemos de abordar esos problemas es lo que hace que seamos fuertes o débiles ante ellos.

¿Qué tenemos que tener en cuenta ante las dificultades que se nos presentan?

En primer lugar tenemos que tener mucha serenidad. Tenemos que hacer de la serenidad nuestro mejor aliado. Necesitamos que las cosas que nos ocurran no nos confundan ni destrocen por dentro.
Otro de los elementos muy importantes es tener una idea clara de lo que nos está pasando. En muchas ocasiones las personas que tienen dificultades se confunden porque no saben definir con claridad qué es lo que les pasa y por qué les ocurre. Mezclar las dificultades de una situación con otra no nos ayuda absolutamente en nada sino justo lo contrario.

¿Cuáles son los pasos a seguir para solucionar un problema?

1.- Tenemos que saber con la mayor exactitud posible en qué consiste el problema y su origen. Si no sabes definir estos dos puntos es importante que solicites ayuda de personas y profesionales que te puedan ayudar. Identificar el problema y su origen es el primer paso para darle solución.

2.- Ver los problemas con realismo y optimismo. La vida es como es y sus circunstancias no dependen muchas veces de nosotros. Tenemos que poner toda la ilusión por hacer que nuestra vida sea habitable.

3.- Rodeate de personas positivas y serenas que sepan colocar cada cosa de su vida en el lugar preciso. Si no puedes encontrar estas personas equilibradas y sensatas lo mejor es que te pongas en manos de un buen profesional. Seguro que con su ayuda podrñas hacer grandes avances.

4.- Si tienes varios problemas a la vez ("todo me pasa a mí...") no te llenes de miedos. La mejor manera de ir solucionando los problemas que nos vienen juntos es hacerlo por orden y con orden. Primero tenemos que tratar de solucionar los más graves y muchas veces estos mismos van destruyendo los más difíciles...

5.- Confía en ti mismo. Tú puedes tener capacidades que actualmente tienes ocultas pero que en un determinado momento pueden aparecer para ayudarte y hacerte más fuerte y decidido.

6.- Mira cada problema como una oportunidad que te da la vida para crecer y madurar. Puedes aliarte con las dificultades para lograr destruirlas. No dejes que los problemas te destruyan la vida. Es mejor que destruyas los problemas con tu vida.

7.- Sé valiente. Muchos problemas surgen porque no los afrontamos en su momento. Era tanto el miedo que dejamos que las cosas pasaran de largo y cuando las fuimos a arreglar se habían complicado grandemente.

8.- "No hay mal dure mil años..." Piensa siempre que por muy difícil que sea la resolución de un problema tarde o temprano pasará.

9.- La mejor manera de no tener problemas es no crearlos.

10.- Quien vence un problema se vacuna contra las nuevos que puedan surgir.