En numerosas ocasiones nos encontramos con personas que, por uno u otro motivo, no nos merecen veracidad; presentimos que nos están mintiendo, pero no sabemos a ciencia cierta qué de verdad hay en todo lo que nos dice.

Para ayudarte a detectar algunos gestos que delatan que la persona que nos está hablando no está diciendo la verdad, te ofrecemos los siguientes elementos que puedes tener en cuenta:

Normalmente la persona cuando está mintiendo…

1. Puede sonrojarse. Ten en cuenta que los mentirosos que ya están acostumbrados de seguro no se sonrojarán…
2. Hace gestos pero nunca muestra la palma de su mano.
3. Cuando no dice la verdad, baja la mirada o la desvía de su interlocutor.
4. En numerosos casos se coge al lóbulo de la oreja con los dedos índice y pulgar.
5. Puede sudar.
6. Le pica el ojo o la nariz cuando está diciendo algo falso.
7. Acostumbra a tener la mano derecha escondida en el bolsillo…
8. Termina las frases en seco y cierra instantáneamente sus labios…
9. Se mueve mucho: cuerpo, manos, etc.
10. Trata de mostrarse muy seguro.

Una pregunta que si se hace bien puede dar resultados es: ¿Me puedes asegurar que estás diciendo la verdad?

La respuesta a esta pregunta nos dará unas cuantas claves interpretativas sobre la veracidad de nuestro interlocutor.

© 2003 Mario Santana Bueno.