No existe un día más hermoso que el día de hoy. La suma de muchísimos ayeres, forma mi pasado.

"Mi pasado se compone de recuerdos alegres..., tristes... Algunos están fotografiados y ahora son cartulina donde me veo pequeño, donde mis padres siguen siendo recién casados, donde mi ciudad parece otra.

"El día en que ayer pudo haber sido un hermoso día... Pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás. Corro el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado.

"Acaso el día de mañana amanezca aun más hermoso. Pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte. Corro el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

"Por eso, yo prefiero el día de hoy. Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su luz, o estremecerme con su frío, sentir como cada instante, dice: ¡presente!.

"Se que es muy breve, que pronto pasará, que no voy a poder modificarlo luego, ni pasarlo en limpio. Como tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana: es un lugar que todavía no existe.

"Ayer fui. Mañana, seré. Hoy, soy. Por eso:
Hoy te digo que te quiero.
Hoy, te escucho.
Hoy te pido disculpas, por mis errores.
Hoy te ayudo.
Hoy comparto lo que tengo.
Hoy me separa de ti sin guardar ninguna palabra para mañana.

"Porqué:
Hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo, sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río, amo.
Hoy...
Hoy estoy, vivo. Como tú.

"El ayer es historia, el mañana es misterio; y el hoy es un regalo: por eso se lo llama presente."