¿Te pones nervioso cuando piensas en un determinado objeto o animal o cuando tienes que enfrentarte a una situación determinada, por ejemplo, ir a un hospital, subir en ascensor, etc.? ¿Te sientes incapaz de superar tu miedo? ¿Lo que sientes te impide realizar alguna faceta de tu vida o interfiere otras cosas de tu vida que te gustaría realizar?
¿Por qué aparece el miedo en las personas?

El miedo aparece cuando la persona se siente amenazada por una situación en la que se pone en peligro su integridad y, a veces, nuestra supervivencia.

Los miedos pueden ser muy diversos: a algunos animales, a lugares abiertos o cerrados, a salir o estar solo, a visitar determinados lugares, a las tormentas, a la sangre o a las inyecciones. Descubre cuál es tu miedo.
¿Qué provoca el miedo en la persona?

El miedo puede inmovilizar a la persona durante minutos, horas, días e incluso meses. Si el miedo es muy intenso interfiere en nuestra vida no dejándonos hacer lo que realmente queremos.

Es muy conveniente que sepamos realmente cuáles son nuestros miedos.
¿Cómo superar los miedos?

No es fácil. Muchas veces los miedos se arrastran durante años y ya te han ido haciendo a su manera.

Desde luego que los puedes superar, pero tienes que poner mucho de tu parte. Hay que ir poco a poco dando pasos. Es muy conveniente que pienses qué cosas poco a poco te pueden ir ayudando a salir del miedo que sientes.
Antes de dar cualquier paso para superar el miedo…¦

Ten en cuenta que tienes que aprender a relajarte. Debes convencerte que lo puedes conseguir y decidirte en verdad a superarlo. Para ello tienes que tener mucha serenidad para que los nervios no te traicionen y te hagan retroceder.
¿Cómo hacerlo?

Una vez que estés relajado y habiéndote imaginado que vas a conseguirlo, debes pasar a la acción. Tienes que tener claro qué es lo que vas a hacer. No será fácil, y es posible que mientras estás realizando el primer paso, te des cuenta de que a lo mejor es demasiado para la primera vez.

Si esto ocurre, vuelve a plantearte de una manera más sencilla los pasos que tienes que dar.

Lo importante es que vayamos dando pequeños pasos, aunque nos parezcan absurdos o sin sentido. Tienes que demostrarte que puedes hacer cosas para conseguir lo que deseas.
Ensaya

Sólo las cosas que se practican se recuerdan y se mantienen. Por eso es importante ensayar una y otra vez cada paso que vayas dando antes de pasar el siguiente. Quizás tengas que pasarte toda una semana ensayando, reafirmándote, convenciéndote de que no tienes nada que temer. Una vez logrado el primer paso prémiate, felicítate. Es esencial que le des un valor a lo que has hecho.

Poco a poco, una vez dado el primer paso, tienes que irte enfrentando progresivamente a los demás.