¿TE SIENTES APOYADO?

Todos los seres humanos tenemos necesidad de sentirnos apoyados a distintos niveles bien sea en la familia, los amigos, los vecinos, los compañeros de trabajo, la comunidad religiosa, etc.

¿Cuáles son las personas que te apoyan y te respaldan en tu vida?
¿Cuántas personas tienes con las que puedes hablar con total libertad sin miedo a lo que pensará o dirá de ti?
¿Qué personas son las que de verdad te quieren?

Las personas que se sienten apoyadas por alguien o por un grupo son menos depresivas y ansiosas, y más optimistas en la vida. Por el contrario, las personas que no tienen un buen apoyo social caen con mucha facilidad en depresiones y otros males.
También la persona que se siente apoyada y comprendida se sobrepone antes a los inconvenientes y problemas, así como a problemas físicos y a la soledad. También tienen menos problemas de salud y menos estrés físico, así como mayor seguridad personal.

¿Qué tipos de apoyo necesitamos las personas?
Hay distintos tipos:

- Apoyo emocional: cuando necesitamos alguien en quien confiar, cuando necesitamos amar y ser amados. Cuando necesitamos ánimos y poder contar con alguien en concreto.

- Apoyo físico: cuando necesitamos que alguien nos ayude en algún trabajo o tarea concreta. Cuando necesitamos un préstamo o cuando tenemos problemas que no podemos resolver por nosotros mismos.

- Apoyo informativo: cuando necesitamos estar informado u orientado sobre algo concreto para poder tomar una decisión con acierto.

- Apoyo de pertenencia: cuando nos sentimos que pertenecemos a un grupo o comunidad sea del tipo que sea: religioso, folclórico, deportivo, etc. Esto nos da la sensación de encajar con otras personas y la seguridad de no estar solo y de poder contar con la compañía de otras personas cuando las necesitamos.
De las personas a las que conoces y que sientes más cercanas ¿Qué tipo de apoyo te da cada una de ellas?

¿Cómo sentirse apoyado?

Este punto es muy importante pero muy difícil de precisar ya que cada persona establece unos lazos de apoyo dependiendo del número de personas con las que se relacione, estabilidad emocional y física, etc.

Para sentirse apoyado es necesario varios elementos:
- Buscar la ayuda de alguien que te pueda ayudar. No es bueno quedarse encerrado en sí mismo mascando su dolor.
- Desarrollarse personalmente y a todos los niveles: emocional, laboral, relacional, espiritual, etc.
- Ten en cuenta que hay seres humanos que prefieren tener un par de personas en quien confiar y otras personas, en cambio, les viene mejor confiar en un grupo o colectivo.
- Si la familia o los amigos no son capaces de darnos el apoyo preciso que necesitamos, es recomendable acudir a profesionales de la salud ya que nos pueden ayudar a: mejorar la autoestima, mantener la autoconfianza y motivación y te pueden ofrecer un espacio para razonar.
- Una persona convenientemente formada nos puede ayudar grandemente a la hora de sentirnos apoyado en distintos niveles de nuestra vida. No tenemos que tener ni miedo ni vergüenza de pedir ayuda cuando la necesitamos.