¿Año nuevo, vida nueva?

Al comenzar el año tenemos una nueva oportunidad para revisarnos, para replantearnos nuestra vida y hacer nuevos y buenos propósitos.

¿Qué podemos hacer este año para crecer como personas? ¿Cómo podemos mejorar algunos aspectos que nos hacen sufrir? ¿Qué actitudes tengo que potenciar más en mi vida para mejorar?

Te invitamos que hagas en estas primera semanas un propósito para realizar durante el año.

Para ayudarte a precisar ese objetivo te ofrecemos algunos aspectos donde las personas encontramos más dificultades para lograr la realización personal.
Actitudes personales que nos hacen sufrir:

1. Tener sentimiento de culpa.- Es un mecanismo que actúa con mucha rapidez. Siempre buscamos algún culpable de las cosas que suceden. Siempre nos culpabilizamos nosotros. Tenemos ese hábito tan arraigado que nos hace sufrir mucho. Hay personas que se culpabilizan por su pasado, por su presente y ... por su futuro... ¿Por qué siempre buscar "culpables"? Es mejor entender que la vida es como es, aceptarnos como somos e intentar mejorar día a día, y ayudar a que otros mejores. Mas que buscar culpas o culpables es mejor ver lo que nos rodea e incluso a nosotros mismos con misericordia.
2. Vivir en el pasado. El sufrimiento de muchas personas se produce por la presencia del pasado: no asumir el pasado, refugiarse en el pasado, rechazar el pasado... Es tanto el peso del pasado que no viven el presente. ¿Por qué el pasado tiene tanto peso en ti? Aceptar el pasado con sus aciertos y errores nos ayuda a mantener una armonía interior.
3. No querer perdonar, ni siquiera a ti mismo. Los demás pueden que nos hagan sufrir pero también es cierto que nosotros podemos hacer sufrir a los demás... El perdón tiene un gran valor curativo. La persona que aprende a perdonar a los demás comienza a tener una paz interior que le da lo necesario para mejorar su ritmo vital. ¿Por qué te cuesta tanto perdonar a los demás y a ti mismo?
4. Ser intolerante con los demás, prejuzgar y criticar. Las personas que están muy pendientes de los errores de los demás tienen poco tiempo para verse los propios. Cada persona es como es. Ni tus críticas ni tus juicios la van a mejorar. Es mejor ir ayudando gradualmente al que lo necesita que echarle en cara sus múltiples deficiencias. ¿Cómo percibes a los demás?
5. Hacerse el fuerte. Hay personas que exteriormente parecen que no necesitan de nadie, que son autosuficientes. Esta imagen hacen que los demás no les tengan en cuenta como persona, diríamos que son las personas que "ni sienten ni padecen..." ¿Admites la necesidad de ser amado, de que te apoyen y escuchen, de que te respeten y valoren?
6. Incapacidad de recibir de los demás. Cuando pensamos que ya no tenemos solución, que nadie puede hacer nada por nosotros... ¿Te dejas ayudar por los que te rodean?