Cronología selecta de acontecimientos claves del 11 de septiembre de 2001


11 de septiembre:

Dos aviones comerciales de pasajeros secuestrados se estrellan contra las torres del Centro Mundial del Comercio (CMC) en la ciudad de Nueva York. Se temía por la muerte de miles de personas cuando las torres se desplomaron más de una hora después de los impactos. Un tercer avión comercial de pasajeros secuestrado se estrelló en el Pentágono. Un cuarto avión comercial, posiblemente con rumbo a otro objetivo en Washington D.C., se estrelló en el condado de Somerset, Pennsylvania, aparentemente luego que los pasajeros trataron de dominar a los secuestradores.

8:48 a. m. (hora de verano del este) -- El vuelo 11 de American Airlines se estrella contra la Torre Norte del CMC.

9:03 -- El vuelo 175 de United Airlines se estrella contra la Torre Sur.

9:43 -- El vuelo 77 de American Airlines se estrella contra el Pentágono.

9:59 -- La Torre Sur del CMC se desploma; la Torre Norte se derrumbó a las 10:28.

10:00 -- El vuelo 93 de United Airlines se estrella en Pensilvania. La Administración Federal de Aviación suspende todo el tráfico aéreo sobre Estados Unidos y desvía al Canadá todos los vuelos internacionales. Fueron cerradas las oficinas federales y edificios públicos de Washington, Nueva York y otras ciudades importantes.

4:10 p. m. -- Se desploma el Edificio 7 del Centro Mundial del Comercio.

8:30 -- El presidente Bush le habla a la nación: “Los ataques terroristas pueden sacudir los cimientos de nuestros edificios principales, pero no pueden tocar los cimientos de Norteamérica”. Miles de personas murieron. Las autoridades de la ciudad de Nueva York estiman inicialmente que las víctimas fatales en el CMC y sus alrededores eran más de 5.000. Al refinarse las listas, verificando los nombres e identificando los restos de algunas de las víctimas, la cantidad de víctimas se reduce.

Las autoridades ahora dicen que en el Centro Mundial de Comercio, los pasajeros de los vuelos AA-11 y UA-175 y los 453 trabajadores de seguridad pública que respondieron a la emergencia, perecieron 2.829 personas. Los muertos procedían de más de 90 países del mundo. Se ha identificado los restos de menos de la mitad de las víctimas. (Fuente: Oficina del Médico Forense de la Ciudad de Nueva York, al 19 de agosto de 2002).

En el Pentágono murieron 189 personas, incluso las 64 que iban a bordo del vuelo 77 de American Airlines. En el vuelo 93 de United Airlines que se estrelló en el oeste de Pensilvania, murieron 44 personas. (Fuente: Junta Nacional de Seguridad del Transporte).

Entre las más de 3.000 personas muertas en los ataques del 11 de septiembre figuran los 19 secuestradores a bordo de los cuatro vuelos de aerolíneas civiles.

12 de septiembre:

El Consejo del Atlántico Norte invoca el Artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte, al considerarse, en consecuencia, que los ataques terroristas contra Estados Unidos eran un ataque contra todos los estados miembros de la entidad, y prometió dar cualquier ayuda necesaria.

Tanto la Asamblea General como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueban por aclamación resoluciones condenatorias de los ataques terroristas contra Estados Unidos y piden a los estados miembros cooperar para llevar ante la justicia a los "perpetradores, organizadores y patrocinadores de tales atrocidades".

13 de septiembre:

El presidente Bush y el secretario de Justicia John Ashcroft instan al pueblo norteamericano a no hacer responsables de los ataques terroristas a los árabes y musulmanes norteamericanos y prometen dar una respuesta rápida a cualquier violencia contra ellos.

15 de septiembre:

El presidente Bush se reúne con sus asesores de seguridad nacional en Camp David, Maryland. Confirma a los reporteros que Osama ben Laden era el "principal sospechoso". El secretario de Estado Colin Powell expresa su satisfacción ante las expresiones de apoyo provenientes del mundo entero. "Docenas de países perdieron vidas (en el Centro Mundial del Comercio), y saben que este también fue un ataque contra ellos".

18 de septiembre:

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pide al régimen talibán que entregue a Osama bin Laden, de acuerdo con la RCSNU 1333, aprobada por el Consejo el 19 de diciembre de 2000. Esa resolución exige que el régimen talibán deje de dar refugio y apoyo al terrorismo, y que entregara a bin Laden a las autoridades que investigan lo que se sospecha como su participación en otros actos terroristas.

20 de septiembre:

El presidente Bush habla en una sesión conjunta del Congreso y ante el pueblo norteamericano, para delinear un esfuerzo general estadounidense e internacional para terminar con el terrorismo mundial. Señala a Al-Qaida y a una variada red de grupos terroristas como los principales sospechosos de los ataques del 11 de septiembre.

24 de septiembre:

El presidente Bush firma una orden ejecutiva que congela los bienes de 27 organizaciones y personas sospechosas de financiar el terrorismo y apoyar a Al-Qaida.

28 de septiembre:

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueba por unanimidad la RCSNU 1373, que establece medidas de amplio alcance para combatir el terrorismo, concentrándose especialmente en el apoyo financiero que reciben los terroristas para llevar a cabo sus actos.

4 de octubre:

El presidente Bush compromete 320 millones de dólares en ayuda humanitaria adicional para Afganistán. Anuncia también un llamado a filas adicional de reservistas del ejército y miembros de la Guardia Nacional. Hasta esa fecha alrededor de 7.765 reservistas militares y guardias nacionales habían sido llamados a filas desde los ataques.

5 de octubre:

El debate de una semana de duración en la Asamblea General de las Naciones Unidas se cierra con la expresión de horror de los países ante los ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos y la esperanza de que los gobiernos colaboren para erradicar el terrorismo en todo el mundo.

A medida que el gobierno de Estados Unidos descubre pruebas adicionales vinculando los ataques a Osama bin Laden y el movimiento terrorista Al-Qaida, moviliza sus recursos y los de una coalición internacional para actuar contra al-Qaida. Se identifica al régimen talibán de Afganistán como el proveedor de refugio y apoyo a al-Qaida. Cuando el régimen talibán insistió en negarse a tomar medidas contra al-Qaida, la coalición encabezada por Estados Unidos decide atacar al régimen talibán y a al-Qaida en Afganistán.

7 de octubre:

El presidente Bush anuncia que en respuesta a los ataques del 11 de septiembre, y de conformidad con el derecho inherente a la defensa propia individual y colectiva, las fuerzas armadas estadounidenses habían lanzado ataques contra los campamentos terroristas de al-Qaida y las instalaciones militares del régimen talibán en Afganistán.

10 de octubre:

El portavoz del Departamento de Estado, Richard A. Boucher, dice que se arrestó o detuvo a sospechosos de terrorismo en 23 países: 10 en Europa, 7 en Medio Oriente, 4 en África, 1 en América Latina y 1 en Asia Oriental. Se toman medidas contra los bienes financieros de los terroristas. Las autoridades ubican bienes financieros terroristas en 112 países.

11 de octubre:

El presidente Bush ofrece su primera conferencia de prensa en horario tope de audiencia desde los ataques. Le dice a la prensa que el régimen talibán tiene todavía una segunda oportunidad; que si entregaban a bin Laden y sus seguidores, "reconsideraremos lo que le estamos haciendo a vuestro país". Dice también que Estados Unidos está preparado para ayudar a las Naciones Unidas a establecer un gobierno afgano estable y representativo que no se involucrara en el terrorismo o el tráfico de drogas ilícitas.

25 de octubre:

En Londres, el primer ministro Tony Blair informa a los líderes del Partido Conservador de los planes para enviar a Afganistán tropas terrestres británicas. El presidente Bush designa a Bahrein como "aliado principal fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)".

31 de octubre:

El Departamento de Defensa anuncia que el llamado a filas de la reserva podrían pasar de 50.000 efectivos. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) anuncia que daría a las Naciones Unidas y a otras agencias humanitarias 11,2 millones de dólares para comprar hasta 30.000 toneladas de trigo en los países del Asia Central, para socorrer a Afganistán.

27 de noviembre:

El Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo se reúnen en Islamabad para considerar la reconstrucción de Afganistán.

3 de diciembre:

Las Naciones Unidas anuncian que el Programa Alimentario Mundial emplearía en Kabul a más de 2.400 mujeres para la distribución de alimentos de emergencia. El reclutamiento de mujeres para el programa de socorro tiene la intención de revertir los efectos de la política del régimen talibán durante cinco años, de apartar a la mujer de los centros de trabajo.

4 de diciembre:

Representantes afganos reunidos en Bonn, Alemania, firman un acuerdo interino para establecer en Afganistán un gobierno posterior al régimen talibán, que fuera de base amplia, multiétnico, estable y representativo, luego de 23 años de guerra. La Administración Afgana Interina la encabezaría Hamid Karzai, líder pastún de Kandahar.

13 de diciembre:

El Departamento de Defensa difunde una videograbación que muestra a Osama bin Laden hablando sobre los ataques terroristas del 11 de septiembre. La cinta muestra a bin Laden diciendo que la destrucción causada por los aviones de pasajeros cargados de combustible, que se estrellaron contra las torres gemelas del centro comercial, superaron en mucho sus expectativas.

22 de diciembre:

Se establece la Administración Afgana Interina (AAI), organismo multiétnico que refleja la composición geográfica y religiosa de Afganistán, para administrar esa nación.

17 de enero de 2002:

El secretario de Estado Powell reabre oficialmente la embajada estadounidense en Kabul, Afganistán, que estaba cerrada desde 1989.

21 al 22 de enero:

Se reúne en Tokio la Conferencia Internacional sobre Ayuda Afgana. Estados Unidos compromete 296 millones de dólares para los esfuerzos de reconstrucción afganos.

29 de enero:

El presidente Bush, en su mensaje anual sobre el Estado de la Unión, dice que los enemigos de Estados Unidos "creyeron que Norteamérica era débil y materialista, que se fragmentaría por el miedo y el egoísmo. Demostraron estar tan equivocados como tan malvados que son". El presidente dice que los norteamericanos "extenderán la compasión de nuestro país a todas partes del mundo". Promete especialmente "estimular el desarrollo, la educación y las oportunidades en el mundo islámico".

Estados Unidos deja sentado que sus ataques en Afganistán y sus actos antiterroristas en el mundo están dirigidos sólo contra al-Qaida, las naciones y los individuos que les brinden apoyo y contra otros terroristas.

En Estados Unidos viven unos 5 millones de musulmanes. Se les garantiza las mismas libertades religiosas, políticas e individuales que a cualquier otro ciudadano o residente. Luego de los ataques del 11 de septiembre, los musulmanes y ciudadanos norteamericanos intensificaron sus contactos, reflejando un difundido interés en saber más acerca del Islam y de la manera cómo en general quienes lo practican forman parte de la nación norteamericana. Los medios populares de comunicación ofrecen amplios artículos o programas especiales, las escuelas procuran activamente incluir en sus planes de estudio más información sobre temas islámicos y árabes, y la matrícula de los programas de estudio formales aumenta substancialmente. (Para más información, véase http://www.usinfo.state.gov/usa/islam/)

11 de marzo:

Se proyectan al cielo haces gemelas de luz azul en la ciudad de Nueva York, al culminar un día de servicios religiosos y recordatorios.

23 de marzo:

Se abren las escuelas en Afganistán, permitiendo, por primera vez en años que asistieran niños y niñas. El apoyo estadounidense incluye 10 millones de dólares para suministros y textos en los idiomas dari y pastún.

17 de abril:

El ex rey Zahir Shah regresa a Afganistán, sin reclamar el trono.

30 de mayo:

Una ceremonia en el sitio donde se levantaba el CMC señala el fin de los esfuerzos para recuperar los restos de las 2.829 personas muertas en los ataques. Trabajando las 24 horas del día, los equipos de trabajadores removieron del sitio 1,8 millón de toneladas de escombros.

11 de junio:

En una ceremonia en el Pentágono se sella una cápsula recordatoria en la pared reconstruida oeste del edificio. El bloque de piedra caliza para sellar la pared muestra las huellas ennegrecidas del ataque y la fecha, 11 de septiembre de 2001.

12 de junio:

El presidente Bush sostiene la primera reunión del Consejo de Seguridad Territorial Interna.

13 de junio:

La recién constituida Loya Jirga (asamblea tribal) afgana, elige a Hamid Karzai presidente del nuevo Gobierno Islámico de Transición de Afganistán.

18 de junio:

El presidente Bush envía al Congreso su propuesta para establecer un nuevo Departamento de Seguridad Territorial Interna, a nivel ministerial, para desarrollar y coordinar una estrategia nacional contra las amenazas y ataques terroristas.

6 de julio:

El vicepresidente afgano Haji Abdul Qadir y su chofer son asesinados en Kabul.

12 de julio:

El Departamento de Bomberos de Nueva York recibe en París la Medalla de Oro al Valor y la Devoción. Efectivos de los departamentos de bomberos y de la policía reciben honores en todo el mundo por su labor y heroísmo tras los ataques terroristas.

15 de julio:

El norteamericano John Walker, de 21 años de edad, se declara en un tribunal federal culpable de brindar ayuda al régimen talibán. Fue condenado a 20 años de prisión.