LA PASIÓN DE CRISTO

No deja de sorprender como en un ambiente "tan especial" y donde no brillan precisamente las virtudes cristianas, como son los mass media y el Hollywood norteamericanos, y además con un dominio notable del poder económico del "lobby" judío, cuya influencia en la opinión publica americana es para no despreciar. Ello expresado no con un sentido generalizador hacia todas las personas de esa naturaleza, sino la objetividad del peso de esa realidad, pues con todo eso , haya podido hacerse esta cinta que quiere ser fiel al relato evangélico. Además en una época y sociedad donde lo espiritual y lo trascendental "no vende". Pues bien, en esta sociedad y circunstancias, es desde donde nos sorprende gratamente, por supuesto, que haya surgido el film "The Passion of the Christ" del cineasta oscarizado Mel Gibson, donde se narra de manera fidedigna las 12 últimas horas de la vida de Jesús.

Es verdad que Gibson, procede de una familia de acendrado catolicismo, pero también es cierto , que al igual que millones de personas con el mismo origen, han pasado a englobar las filas de apostatas, indiferentes, agnósticos e incluso ateos.

Lo acontecimientos que le ocurren a uno en la vida, como le sucedió a Gibson, es razón indiscutible para que sea a uno mismo a quien se le otorga la capacidad de dar un vuelco total en su vida personal que lo hace transformar. Eso precisamente es lo que le ocurrió a Gibson. Él mismo lo ha contado.

Comenta que hace más o menos doce años y en la cima de su carrera, de la fama, cuando uno se cree que "ha llegado", es precisamente en ese momento cuando paradójicamente algo se nos tambalea bajo nuestros pies y descendemos al "infierno". Eso más o menos le pasó a Gibson. En esas circunstancias puede pasar que nos hundamos con ella o que vayamos a la fuente a saciarnos, de esa sed que interiormente tenemos. Mel Gibson, optó por lo segundo y se enfrascó en la lectura y meditación de los santos Evangelios. Salió de tal manera "saciado", que quiso poner su ingenio, su arte, su dinero, al servicio de lo que a él tan maravillosamente había reencontrado. De ahí surgió su idea y la necesidad de hacer la película.

Quiso que su obra tenía que ser distinta a las casi 100 películas que existen sobre la vida de Jesús. Especialmente estaba convencido de la idea de que fuera fiel a los Evangelios. Fiel reflejo de lo que realmente pasó, sin claudicaciones comerciales o de otro tipo que contaminara ese proyecto. Creo que su intención ha consistido en"abrir una ventana para que pudiéramos contemplar con nuestros ojos del siglo XXI, lo realmente sucedido."Ni más , ni menos".

La fidelidad a la historia le ha llevado a hacer el film, no en el comercial idioma inglés, con sus posteriores doblajes, sino que ha sido montada con todos los diálogos en arameo (el idioma que hablaba Jesús y latín, el de los ocupantes romanos) que fueron las lenguas testigos de aquella tragedia. Al final creo que ha tenido que incluir subtítulos en los idiomas modernos, por imposición de partes. El jesuita Fulco fue quien le ayudó en esto.

El guión

Comenta Mel en una entrevista, que estando orando en su despacho, precisamente buscando luz para tal empresa, se le cayó a sus pies y proveniente de una estantería de su biblioteca un ejemplar del libro "La amarga Pasión de Ntro. Sr. Jesucristo", escrito por el escritor alemán Clemens Bretano, que transcribía lo que la Vble. Ana Catalina Emmerick visionaba en sus transposiciones místicas, expresando con todo detalle, el relato de la Pasión. (actualmente esta monja Vble. está en proceso de beatificación). Sus visiones eran milimétricas, paso a paso.

Con los santos Evangelios y las visiones escritas de Ana Catalina y habiéndose rodeado de excelentes especialistas en Sagradas Escrituras y en los idiomas antiguos, ya tenia el camino del guión marcado.

El Protagonista

Faltaba ahora alguien que a sus dotes artísticas se unieran otras que hicieran que el personaje de Jesús fuera de tal coherencia que no estropeara el signo que Mel se había tomado como proyecto para su película.

...y aparece Jim Caviezel.

Jim es un hombre de acendrado catolicismo, igual que Mel, pero no sólo de boquilla, sino en sus vidas y en la de sus esposas está vivido de tal forma, que he podido comprobar, por las entrevistas que le han hecho a Jim, en torno a su papel que su preparación catequética es ejemplar, igual que Gibson.

Cuando lo eligieron para el papel, se jugó la posibilidad que lo encasillaran para futuros papeles artísticos, poniendo en "veremos" su futuro, su profesión, su comida en definitiva. Pero no le importó, consideró que era un grandísimo e inmerecido honor poner rostro y corporidad al verdadero Dios Encarnado, que de manera tan trágica pagó nuestra deuda (impagable por nuestros medios).

Durante el rodaje de exteriores efectuado en Matera y Craco (Italia) que hacen de una Jerusalem muy acertada, se comenta que tanto Mel y Jim asistían diariamente, en la iglesia del pueblo al rezo del rosario y a la Eucaristía con cierta frecuencia. Jim iba con el maquillaje o parte de el (se levantaba a las dos de la madrugada para iniciar su transformación en Jesús que duraba ocho horas) y más de una vez causó un sobresalto a las viejitas que entraban y salían del templo que creían contemplar un milagro.
Maria

La actriz rumana de ascendencia judía Maia Morgenstern, hace una María digna de elogio y lo paradójico que su apellido Morgenstern, traducido significa "Estrella de la Mañana", uno de los títulos preciosos y poéticos, con que los católicos nombramos y veneramos a María.

Pero empezaron las dificultades…

A mucha gente no les gustaba que fuera "tan real", tan "verdadera" esta versión cinematográfica de la pasión de las pasiones. Tras el robo de un primer borrador del guión, que fue a parar a "ciertas manos" y a través de "esas manos interesadas" comenzó a divulgarse que la película iba a ser "antisemita".

Mel Gibson ha contestado que ... la historia fue así y que no había incorporado nada extraño, pero afirma que ni él ni el film es antisemita, porque entre otras cosas, él es cristiano y "no odia, sino ama".

Luego de esta campaña contraria al film en prensa y medios, comenzó la respuesta cristiana (católica y protestante) a favor del mismo, (se llegó a saturar importantes servidores de Internet en EE.UU.) también desde círculos judíos americanos comenzaron a manifestar que no eran ciertas las opiniones de su "antisemitismo" en la cinta.

El eco de las manifestaciones ,y de donde venían, en contra de la película hizo que Mel tuviera dificultades para la futura y posterior distribución de la película.

Todo se ha ido aclarando para bien; tanto personajes de la Iglesia Católica, como líderes de las Iglesias evangélicas americanas, que tras su visionado en sesiones privadas manifestaban sentirse "conmovidos".

Muchas personas, entre las que me encuentro, hemos visto los trailers de la misma, que circula en Internet, desde hace muchos meses; yo he seguido los avatares de la misma desde hace casi un año, a través de Internet.

En un Congreso Eucarístico, en EE.UU., visionaron dicho trailer, eran miles de personas, y lo hicieron repetir ocho veces, entre lágrimas, aplausos y un clima general de conmoción.

El mismo cardenal Hoyos, tras verla, ha dicho que le había impactado positivamente más que todos sus sermones sobre la pasión, que había predicado en su vida sacerdotal, y que la iba a recomendar que la vieran todos los sacerdotes católicos del mundo. Dicho cardenal pertenece a la curia vaticana, en lo que tiene que ver con el clero de todo el mundo.

La misma unidad de criterios en torno a la película de católicos y evangélicos, nos hace pensar de lo acertado de su realización.

El mismo Papa Juan Pablo II, tras visionarla el 5 de enero 2004, comentó escuetamente... "así fue…"

La película se estrena el día 25 de febrero 2004, miércoles de ceniza, en EEUU, Canadá y Australia, coincidiendo con el inicio de la cuaresma, mejor fecha imposible. En España será el viernes 2 de Abril 2004, en las puertas de la Semana Santa.

Al principio, superadas las controversias, había 2000 salas dispuestas a proyectarla en EE.UU., ahora hay más de 4000, ... y es sólo el principio.

Solo falta desear éxitos mundiales para la misma, deseando que tenga el efecto de lo que antiguamente se conocían "charlas cuaresmales", un redescubrimiento de la Fe, de la Esperanza, y del Amor cristiano. Cristo sigue interesando, porque si no, no se puede entender todo lo que ha girado alrededor de esta película, aún sin ser estrenada... y lo que está por venir.

Que también tenga éxito comercial-económico, la productora de Mel "Icon Films", se lo merecen por su honradez, coherencia, y arrojo de sus miembros, de manera especialísima a Mel Gibson.

Que su éxito, sea un éxito para el conocimiento de Cristo, de su mensaje, para una sociedad contemporánea descristianizada, hedonista, pasota y sin norte fijo.
Anécdotas

Durante el rodaje Jim Caviezel manifestó que por las bajísimas temperaturas de los exteriores, tras ocho horas de maquillaje, experimentó verdaderos dolores y fatigas en las escenas que veremos y que no son fingidas.

Incluso cayeron dos rayos, uno de ellos cerca de la cabeza de Caviezel, sin consecuencias.

Se ha hablado también de conversiones del personal del rodaje, técnicos etc. Algunos incluso judíos. Así como cambios personales en vidas.

En visionados privados del film la gente al final se quedaban "pasmadas" en sus butacas por el fuerte impacto, y muchos de allí se iban a la capilla a orar.

El brazo que se observa en la escena del clavado de la mano izquierda manejando el martillo, es el brazo del propio Mel Gibson, que ha manifestado posteriormente en entrevistas, que lo hizo porque "él también tuvo la culpa por sus pecados personales, de la Pasión de Cristo..." y que él también se iba a beneficiar de la Redención,

Algunos se quejan del "exceso de sangre", latigazos, etc. pero... "es que fue así"; ahora tenemos más información de cómo fue todo gracias a los innumerables estudios que se le han efectuado a "Sábana Santa" ò de Turín o Sindone, como se conoce al venerable lienzo que custodia la catedral de Turín.

Otros, en fin, en esta sociedad "no soportan" que el realismo de la película..."les afecte a su sensibilidad", por lo visto hay que "dulcificar", aunque sucediera de esa manera.

Pero, mi resumen, es que gracias a la Ciencia Sindonológica (estudio del Sudario de Turín), conocemos casi minuciosamente, cuánto dolor le costó a Jesucristo, nuestra liberación, (que no nos redimió con una gripe) sino de una manera tan cruenta, tan dura que nos parece imposible que nos amara tanto, pero como dijo Juna Pablo II, después de contemplar el film.. "así fue".

©José-Jorge Naranjo Israel
Seglar de la Diócesis de Canarias
Miembro de numero del C.E.S socio nº 0326 (Centro Español de Sindonología).
e-mail: naranjoisrael@yahoo.es

Escrito para el www.buzoncatolico.com el día 25 de febrero de 2004 (Miércoles de ceniza) y finalizado a las 23:45 GMT de ese mismo día, momentos en que a la otra orilla del Atlántico se está estrenando la película .