PROMESA DEL MÉDICO CATÓLICO

Yo, Dr. _________________________________________________ prometo solemnemente:

1. Continuar mejorando mi formación professional para dar a mis pacientes la mejor atención que sea capaz.
2. Respetar a mis pacientes como personas humanas anteponiendo sus intereses a consideraciones políticas o económicas y tratarlos sin prejuicios religiosos, raciales, étnicos, socioeconómicos o sexistas.
3. Defender y proteger la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, pues la vida humana, transmitida por los padres, es una creación de Dios y posee un destino eterno que a Él pertenece.
4. Rechazar el convertirme en un instrumento de aplicación violenta u opresiva de la Medicina
5. Contribuir a la salud pública, promoviendo políticas sanitarias respetuoses con la vida y con la dignidad y naturaleza de la persona humana.
6. Cooperar en la aplicación de las leyes salvo por el deber de la objeción de conciencia cuando la ley civil no respete los derechos humanos, especialmente el derecho a la vida.
7. Trabajar denodadamente por cualquier persona, independientemente de sus creencias.
8. Destinar gratuitamente parte de mi tiempo a atender a los pobres.

Para alcanzar estas metas, como médico Católico, prometo también:

1. Reconocer la Palabra de Dios como inspiradora de todas mis aciones, ser fiel a las enseñanzas de la Iglesia y formar mi conciencia personal de acuerdo con las mismas.
2. Cultivar una relación filial con Dios, nutrida con oración y ser un fiel testigo de Cristo.
3. Poner en práctica los principlos morales Católicos, sobretodo los relacionados con la biomédica
4. Expresar la benevolencia de Cristo en mi vida y en mis relaciones con pacientes, colegas y con la sociedad.
5. Participar en la evangelización del mundo que sufre, cooperando con el ministero pastoral de la Iglesias.

(Federación Internacional de Médicos Católicos)


Vea también:
- Oración del médico católico
- Los que sufren
- Oración del enfermo
- Actualidad
- Enfermos: al final de la vida