África y la Globalización

¿Qué entendemos por globalización?

La globalización es un proceso de integración mundial de las economías a través de flujos comerciales, financieros, tecnológicos, informativos y laborales. Este proceso tiene por protagonistas a las empresas multinacionales que tienen la posibilidad de intensificar las relaciones comerciales y los movimientos de capital desbordando todas las fronteras.

¿Quiénes ganan y quiénes pierden en el proceso?

La globalización no es un juego de suma cero, es decir, lo que unos países ganan otros lo pierden. Se trata de ver cuáles pueden ser las vías o condiciones para que las relaciones económicas entre unos y otros puedan ser mutuamente beneficiosas.

¿ Cómo hacer frente, en África, a los nuevos desafíos?

La estrategia hay que articularlas en torno a cuatro ideas básicas: Aprovechar las oportunidades de crecimiento: Estimulando la inversión privada, promoviendo la expansión en los mercados internacionales de las economías africanas, estableciendo servicios que favorezcan la salud y la cultura, corrigiendo las desigualdades sociales, incrementando las dotaciones para equipamientos en materia de transporte, telecomunicaciones...

Dotar de poder social y político a las naciones: Institucionalizando mecanismos democráticos.

Garantizar la seguridad de los pobres: Frente a los riesgos como catástrofes naturales, crisis eocnómicas, conflictos, guerras, epidemias...

Cambiar en sentido solidario las relaciones norte-sur.
Ante este desafío, ¿Qué hacer? La respuesta no es fácil ni simple. Tampoco es tarea que pueda improvisarse: requerirá el trabajo de varias generaciones de africanos y la concienciación, por parte del mundo desarrollado que es necesario pasar del dominio a la cooperación.

2001 BUZÓN CATÓLICO