El Consejo de Europa reitera firme oposición a la clonación humana.

El Consejo de Europa reiteró su "firme oposición" a la clonación humana, tras el primer experimento realizado en Estados Unidos por una sociedad de biotecnología.

“Toda tentativa de clonar un ser humano es inaceptable desde un punto de vista ético”, recalcó su secretario general, Walter Schwimmer, en nombre de la organización europea integrada por 43 países.

El Consejo de Europa, agregó, ya expresó con claridad su posición al adoptar un Protocolo para el Convenio sobre la Biomedicina y los Derechos Humanos, primer y único tratado en la materia" que prohíbe “toda intervención que tenga por objetivo crear un ser humano genéticamente idéntico a otro ser humano vivo o muerto”.

Dicho protocolo entró en vigor el 1 de marzo de 2001, ha sido firmado por 29 Estados y ratificado por ocho, mientras que varios Gobiernos han informado de su intención de integrarlo en breve, señaló.

Asimismo, Schwimmer expresó su deseo de que el Congreso de Estados Unidos se una rápidamente a la posición europea, al tiempo que elogió la firme oposición a la clonación humana del Presidente estadounidense George Bush.