SÍ, ENSEÑO RELIGIÓN, SÍ
por Fej Delvahe*


Enseño religión:

atendiendo a la filosofía de la religión
(porque el hecho religioso entraña grandes potenciales de sabiduría y utopía);

atendiendo a la antropología de la religión
(porque todo ser humano es religioso en alguna medida);

atendiendo a la historia de la religión
(porque la historia nunca ha sido mono–religiosa sino pluri–religiosa);

atendiendo a la fenomenología de la religión
(porque el fenómeno religioso proporciona instrumentos simbólicos conceptuales y materiales para poder comprender en cierto grado al ser humano y su mundo);

atendiendo a la sociología de la religión
(porque es el hecho religioso, el hecho social voluntario más numeroso y además siempre resulta indisociable de la cultura).

Enseño religión sin hacer proselitismo de una determinada organización religiosa, ni siquiera de la que me formó académicamente, salvaguardando la alteridad y el diálogo con las identidades o interpretaciones diferentes de la religión; ya que ninguna religión institucionalizada o concretizada puede demandar exigencias de absolutidad.

En definitiva, sí, enseño religión, sí, y no me avergüenzo de ello, lo hago con conocimientos de ese sentir y materia; atento a la importancia de impartir la comprensión del factor religioso incluso en la escuela, pues se trata de un patrimonio cultural de la humanidad, cuya trascendencia ha dado origen a valores humanos integrales, éticos, democráticos, racionales y evolutivos que han hecho posible una sociedad pluralista y polifacética.


*Fej Delvahe es teólogo seglar titulado por la Universidad Pontifica de Salamanca (España), escritor, también profesor de religión en una escuela pública.